Inversión en tecnologías de protección para la capa industrial